sábado, septiembre 24, 2022

Pandemials: generación covid-19 por Darwin Sánchez

Desde la década de los 20′ del siglo pasado, los sociólogos han dado una clasificación a las generaciones denominadas «sociales», la más aceptada de estas clasificaciones es la propuesta por el Centro de Investigaciones Pew de Washington que las divide cada 10 o 15 años, determinadas por grandes transformaciones  sociales y tecnológicas, las cuales evidencian cambios significativos en el actuar de las personas y su forma de ver la realidad. En el 2020 el mundo entero comenzó a vivir una situación de crisis, razón esta  que amerita dar paso a otra generación.

Aquí una breve descripción de las generaciones más recientes:


Baby Boomers (1949-1968) se caracteriza porque las personas de esta época creen en la profesionalización, son rigurosos y se consideran inmigrantes digitales.

Generación X (1969-1980): llamada también generación puente se distingue por darle valor a la cooperación y al trabajo en equipo.

Generación  y/o millennials (1981- 1994) son personas con autoconfianza, versátiles, flexibles y nativos digitales, es decir, se les hace fácil comprender de la tecnología.

Generación Z o centennials: (1995- 2010) tienen la filosofía de «todo está por describirse», son autodidactas, expertos en redes sociales y en lenguaje digital.

Generación alfa (2011- 2019): integran de manera natural lo físico con lo digital, desarrollan rapidez de pensamiento y son multitareas, aunque también es posible que tengan menor capacidad de atención.

Pandemialls o cuarentemialls: (2020 en adelante) Su nombre proviene de la pandemia del covid-19, es la primera vez que el cambio de una generación a otra la determina una enfermedad y no transformaciones sociales o tecnológicas; en este caso el virus del SARS-CoV-2, que produjo un obligatorio aislamiento. Estudios sociológicos de universidades como la de Chile y otras regiones de América, manifiestan que los pertenecientes a este grupo serán optimistas, fortalecidos y una generación luchadora, con sensibilidad por el medio ambiente, pues el estar sometidos a esta crisis los hace crecer en ese sentido; en cuanto a los aspectos negativos las proyecciones indican que podrían tener problemas para relacionarse y comunicarse. Al conocer los vaticinios de las ciencias sociales sobre las posibles consecuencias de criarse bajo el esquema de aislamiento «obligado» se recomienda establecer con los niños una relación afectiva y comunicativa para minimizar sus efectos de interrelaciones personales en el futuro. 

Notas relacionadas

Comentarios

Síguenos

4,587FansMe gusta
21,794SeguidoresSeguir
83,574SeguidoresSeguir
722SuscriptoresSuscribirte

Lo más nuevo